Después de 26 horas de viaje …

Después de la carta de G.O (ex-vigotitos) el más bebe de los hijos de Bi, nos dejo su cartita. Debi postearla ayer, pero por motivos de estudios, se me hizo complicado :S .

“Llegamos al aeropuerto de Lima después de 26 horas de viaje desde Korea. Tan pronto como aterrizamos, nos dirigimos a Cusco.

Cusco es un lugar muy grande, por lo que es fácil asustarse de las alturas ahí.  Estoy en buena forma, así que creí que  sería algo ligero para mí, pero tan pronto como llegamos, mi cabeza comenzó a dolerme bastante y me fue difícil respirar.

Estaba tan mal que se suponía que ibamos a ir al gimnasio a practicar la rutina de Taekwondo, pero no pude porque tenía que acostarme. Los demás que terminaron la práctica de Taekwondo tuvieron que ir a un hermoso lugar con una maravillosa catedral y promocionar nuestra demostración.

Fue un trabajo el de dar volantes a las personas, pero los peruanos respondieron amablemente y dijeron que seguro irían. Después de que la promoción terminara exitosa-mente, comimos y fuimos a casa y luego a dormir. Aunque tuve soroche (así le llamamos en Perú Perú al efecto que tiene la altura en alguien), dormí bien.

Después de acostumbrarme a las alturas y practicar duro, el día de la demostración se acercaba más y más. Me sentí tan nervioso como cuando voy a hacer una presentación, pero me sentí aliviado cuando vi cuanta gente vino a vernos. Nos sentimos muy orgullosos promocionando el Taekwondo de nuestro país en otro país. No olvidare cuanta emoción sentí ese día.

Después de parar en Lima, nos dirigimos hacia Huaraz. Ahora estuvimos activamente llendo a realizar nuestra meta de llegar a una escuela a 4000 millas de distancia y construir un baño, una cocina, y pasar tiempo con los niños. 

A primera vista, la escuela fue muy shockeante. La cantidad de estudiantes era 34, pero la situación en la que aprendían era increíble. Los materiales y la construcción eran tan malos que nuestros corazones se rompieron.  Sin embargo, los estudiantes y profesores mencionaron que se encontraban agradecidos y alegres de tener esta educación, y siempre mostraron su felicidad. Después de ver si actitud, aprendí mucho. 

Nuestro trabajo voluntario terminó siendo un momento donde aprendí bastante. Sus actitudes sonriendo y siendo felices mientras vivían en una mala condición, los voluntarios de KOIKA, quienes  se lanzaron a Perú para ayudar a las personas porque estaban muy preocupados en impulsar su propio trabajo, y ver a las personas que han trabajado sus cuerpos llegando a sudar tanto, realmente me llego al corazón. 

A pesar que la ayuda voluntaria no ha terminado todavía, pensando en el último  día en el que todos nos aplaudieron y animaron después de terminar el trabajo voluntario, aún me hace feliz. Creo que realmente debo trabajar duro en voluntariado el resto del tiempo. “

Fuente: AbsoluteMblaq

Traducción: Sakura11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: