Carta de un lejano viajero…

Después de los 10 días que Koika paso en Perú, he aquí una carta que G.O escribió sobre su experiencia. Si, ellos dejaron tierras peruanas me parece el martes 27. No recuerdo bien (mala memoria 😦 ) xD … deseo mucho que regresen, pero ahora con sus demás amiguitos xD

” Perú , para mi no es un país familiar como Estados Unidos, Japón o Tailandia.

Korea del Sur se encuentra al otro lado del mundo, con una diferencia horaria de 14 horas. El lugar del trabajo voluntario se localiza desde los 3,000 hasta los 4,000 metros de altitud. Todo es extraño e incomodo, y por lo tanto me da un poco de miedo. 

En el primer día en Perú, fuimos directamente a Cusco. En Lima no sentimos la altitud, pero la sentimos apenas llegamos a Cusco. Respirar fue difícil y sentí que iba a desmayarme debido a la falta de oxigeno. 

Little by little I was able to adapt before the Tae Kwon Do exhibition and went to the stadium in Cuzco. There I was able to meet a line ready to practice. There are actually a lot of people in the countryside including children learning Tae Kwon Do.

Fuimos a la plaza a promocionar la exhibición y la práctica. Los niños estaban tímidos, pero tenían ojos cálidos y nos dieron algunos volantes que acepté. Aún cuando no estaba adaptado;  esa noche, pude dormir a pesar de la altitud.

La siguiente mañana, finalmente me adapte a la altitud. Respirar el aire fresco fue realmente fácil. Fui al lugar donde se suponía teníamos que completar nuestro horario.

El día de la exhibición de Tae Kwon Do, hubo mucha gente en el estadio. Desde niños pequeños hasta abuelos, personas de diferentes edades estaban interesados en el Tae Kwon Do. Muchos de los voluntarios y yo participamos de la exhibición.  

Me sentí muy orgulloso como koreano. La exhibición duro 2 horas y las personas quedaron encantadas por el espíritu koreano. 

En Lima, las personas fueron informadas sobre un evento sobre música tradicional koreana. Sorprendente-mente muchas personas de Perú mostraron un gran interés por la Cultura Koreana 

La jornada continuo en Huaraz. Encontramos una escuela localizada a 4,000 metros de altura  en las montañas. Los niños estaban estudiando en un ambiente inadecuado e incluso el baño no estaba completo. Pudimos hablar con los niños y acercarnos a ellos. Estuvimos contentos de darles chocolates, pan y vitaminas. 

Empezamos trabajando en la renovación del baño y  la cocina.  Martillo, pala y pico. No tuvimos suficiente equipo y algunas cosas  fueron difíciles, pero uniendo fuerzas lo resolvimos.  

Por otro lado, también brindamos ayuda médica.  Ayudé en pediatría y oftalmología. Los niños no estaban conscientes de una nutrición adecuada, y probablemente por ello, muchos tenían el estómago hinchado.   Las personas mayores necesitaban algo de tratamiento médico, especialmente para los ojos.  

Ahora estoy escribiendo esta carta después de pasar 10 días en Perú. .He estado haciendo un poco de trabajo voluntario; creo que esto va a dejarme una profunda y valiosa experiencia para el futuro.  Realmente tratare de trabajar duro en los días restantes. 

Fuente: AbsoluteMblaq

Traducción: Sakura11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: